CERÁMICAS


Nada más fascinante que compartir un te o un café con una obra de arte, o tener tazas y platos de una vajilla estampados con aquella parte del cuadro que nos pasó desapercibida en un inicio. Propóngale a su visitante un “Tête-à-Tête” bebible con ese personaje de ese cuadro tan conocido que tiene en su museo y déjele que se lleve, si quiere, la vajilla entera bien embalada. Los amantes del arte y los estetas no resistirán esta propuesta quizás de compra un poco más reflexiva, pero llena de segura atracción. ¡Tenemos los mejores productos para museos!

CATALOGOS